Fuitec es empresa instaladora y distribuidora oficial de pizarras táctiles Hitachi.

Starboard FX TRIO 89″ 

pizarraLa mejor alianza de fiabilidad y tecnología multi-entrada

La clave de la nueva pizarra interactiva FX-TRIO es su superficie de entrada múltiple en una dimensión de 89″. Utiliza el dedo, el puntero extensible o el puntero electrónico* para anotar en la pizarra y navegar fácilmente por las aplicaciones del ordenador, las páginas web y el contenido multimedia.

Hasta 3 usuarios pueden operar la pizarra y realizar la misma tarea simultáneamente. Además, la superficie dura sin componentes electrónicos de la FX-TRIO la hace la pizarra más resistente y más utilizable como pizarra convencional.

Disponible en 89″.

Principales beneficios:

  • Formación gratuita: Curso online del software StarBoard con cada pizarra FXTRIO
  • Utiliza el dedo, el puntero extensible o el puntero electrónico para operar la pizarra 
  • Desactiva el modo táctil para un control total de la pizarra con el puntero 
  • Trabajo interactivo en grupo.- hasta tres usuarios pueden utilizar la pizarra simultáneamente 
  • Entrada múltiple – opera la pizarra utilizando ambas manos (desplazar/aumentar/disminuir) 
  • Superficie sin componentes electrónicos
  • Digitalizador reemplazable 
  • Capa anti reflectante en la superficie que minimiza el reflejo del proyector 
  • 16 botones de función, 14 de los cuales son personalizables para facilitar el uso*Puntero electrónico adicional (EDUOADDPEN)

Beneficios

  • Podemos crear contenidos digitales y guardarlos en ficheros para recuperarlos cuando queramos.
  • Con ella, podemos incluir imágenes para realizar explicaciones sobre la pizarra.
  • Podemos trabajar con presentaciones Power Point.
  • Introducir texto con el lápiz digital, teclado en pantalla o tradicional.
  • Acceder al ordenador directamente desde la pizarra para abrir aplicaciones, documentos, navegar por Internet, mover imágenes, guardar archivos….
  • Ahorra tiempo al profesor, ya que puede llevar el material preparado sin tener que volver a escribirlo en la pizarra.
  • El profesor escribe sobre la pizarra como si se tratara de un encerado normal. No tiene que utilizar directamente el ordenador, sino que su trabajo lo resuelve frente a la pizarra y a los alumnos, captando sus reacciones.
  • Agiliza enormemente la corrección de actividades.
  • Fomenta y estimula la actitud participativa y el aprendizaje de los alumnos.
  • El profesor puede preparar clases mucho más atractivas y documentadas